Los 10 enemigos de la productividad

Los 10 enemigos de la productividad

Uno de los principales objetivos tanto de empresas como de profesionistas es poder lograr mayores resultados con menos recursos. Sin embargo, existen factores que pueden afectar el desempeño de nuestras acciones y causar un impacto negativo en la productividad.

Anthony Iannarino, líder en ventas y entrepreneur, explica cuáles son los 10 principales enemigos de la productividad.

1. No establecer objetivos

Ya sea que tengas tu propia empresa, un equipo de trabajo o trabajes por tu cuenta, si no tienes una visión clara de los resultados que deseas obtener, no sabrás cómo enfocar tus esfuerzos ni hacia dónde dirigirte. Establecer objetivos te ayuda a ser proactivo y a tener iniciativa.

2. No contar con un plan de acción

Un plan escrito y bien estructurado es el mapa que guiará tus acciones. Sin un plan para alcanzar tus metas, las acciones que tomas no te llevarán a donde quieres ir.

3. No registrar actividades

Llevar un registro de los asuntos que tratas cada día, las personas con las que tienes contacto y los nuevos compromisos que van surgiendo, te permitirá darle seguimiento a tus proyectos y asignar responsabilidad a las personas involucradas.

4. No hacer revisiones periódicas

Al menos una vez a la semana debes invertir tiempo en revisar tus prioridades y de ser necesario ajustar tu plan de acción. La falta de revisiones periódicas puede hacernos desviar el camino y alejarnos de los objetivos.

5. No asignar tiempos

Parte de una buena revisión semanal está en asignar el tiempo que necesitas para organizarte y trabajar en los temas más importantes. Si no dedicas tiempo a planear tu semana, otros la planearán por ti.

6. Exceso de compromisos

Las personas que planean con regularidad y dedican su tiempo a actividades que los acerquen a sus objetivos logran completar la mayoría de sus tareas. Las personas que adquieren demasiados compromisos generalmente quedan mal en muchos de ellos.

Pensar que todas las tareas tienen la misma importancia te puede llevar a dedicar tiempo a tareas poco productivas.

7. Falta de compromiso

No se refiere a tener pocas cosas que hacer, sino a no estar lo suficientemente comprometido con tus objetivos y tus prioridades. Si quieres vivir una vida productiva debes alinear estos dos y esforzarte por cumplirlos a toda costa.

8. Posponer el trabajo

Ser productivo significa tomar acción en los asuntos que más importan. Postergamos tareas cuando sabemos lo que debemos hacer, pero no estamos lo suficientemente inspirados para hacerlo o no contamos con la disciplina necesaria.

Cuando establecemos metas importantes para nosotros y nos sentimos comprometidos con ellas, hasta las tareas más tediosas son fáciles de realizar.

9. Excederse

Ser productivo sólo es posible si también tomas tiempo fuera del trabajo para descansar y recuperarte. El agotamiento se presenta cuando descuidamos el activo a través del cual producimos resultados: Nosotros mismos.

10. No saber decir No

Decir No a las pequeñas cosas es la manera de conservar tiempo para los asuntos importantes. Sin la habilidad de decir No, poco a poco las prioridades de otras personas irán tomando el lugar de nuestras propias prioridades y terminaremos haciendo el trabajo de los demás. Ser productivo requiere que digamos No más veces de las que decimos Sí.

Suscríbete a nuestro boletín